domingo, 23 de junio de 2013

EJERCICIOS DIGITOMANUALES PARA ACTIVAR LAS CONEXIONES NEURONALES ENTRE AMBOS HEMISFERIOS, BASADOS EN LA NEUROCIENCIA.

La Neurociencia nos ha demostrado que el trastorno autista no es causado por una deficiencia fundamental, ni por un déficit en la estructuración del cerebro, como antes se pensaba.
Investigaciones actuales indican que es debido a una mala conexión  neuronal, por insuficiencia en la interacción y sincronización entre las diferentes regiones  cerebrales. Por eso es que las personas que lo padecen, se enfocan en actividades que requieren una mínima conexión entre las neuronas, como por ejemplo lo son las respuestas ecolàlicas, tareas repetitivas y evitan otras funciones en que deben activar múltiples  regiones cerebrales como lo son el comprender situaciones nuevas e improvisar. Es por eso que sentí la necesidad de escribir sobre este tema, para que jugando con nuestros estudiantes vayamos activando las conexiones neuronales de un hemisferio al otro.
Es la Neurociencia la que nos ha demostrado que al activarlas, ayudamos a facilitar la interconectividad local a expensas de las partes del cerebro que facilitan la interconectividad global, acelerando un circuito de retroalimentación. Por esto mismo que al exponer a nuestros estudiantes a variadas formas de interacción, lo antes posible, podremos llegar a realizar conexiones en sus cerebros que mejoren su rendimiento. Porque en ellos se ve más la interconectividad en el área pre frontal, donde se forman la información, mientras que en las otras aéreas de sus cerebros están más pobremente conectadas y no procesan correctamente la información en forma sincronizada entre aéreas de su cerebro. Proceso tan importante para decodificar la información multisensorial.
Cuando los cerebros de nuestros estudiantes no procesan fácilmente la información multisensorial dinámica, al interactuar con las personas y objetos, es cuando presentan conductas inapropiadas.
Estudios de resonancia magnética funcional (MRIF) han demostrado que la sustancia blanca cerebral crecía en aéreas menos conectadas en niños con TGD, llegando a la conclusión que proporcionando entradas en forma frecuentes y consistentes, estimulando el procesamiento de la información dinámica y multisensorial, se les ayudaba a formar nuevas conexiones en sus cerebros de manera que se mejore la interconectividad global y la sincronización. Para llegar a cambios significativos en  este campo, las estimulaciones deben impactar en ellos/as con interacciones con el medio ambiente físico y social, proporcionándoles estímulos intensivos multisensoriales.
El concepto de plasticidad neuronal, nos refleja la influencia que ejerce el medio ambiente sobre el cerebro y su transformación por medio de las sinopsis neuronales, al establecer nuevas conexiones. Por lo tanto nuestro trabajo tiene impacto directo sobre el desarrollo de las funciones cerebrales del participante  en la interacción, demostrando la estrecha interacción entre lo neurobiológico y lo ambiental.
La comprensión del cerebro y su funcionamiento es uno de los retos más interesantes para los que trabajamos en el campo de TGD, en cualquiera de sus niveles, para beneficiarnos y beneficiar al que trabajamos, proporcionándoles  el ajuste y la atención continua por medio de una intervención optima acompañada de un apoyo emocional, tan importante para el proceso. Para esto necesitamos la base de la Neurociencia para poder incorporar estrategias para lograr desarrollar este tipo de habilidades.
Por suerte estos conocimientos se están incorporando a los planes de formación universitaria de los profesionales del mundo educativo.
En mi estadía en Puerto Rico, asistí a la Universidad Interamericana, donde pude lograr entender  cómo debía articular la enseñanza con la Neurociencia, para que mi trabajo diera mejores resultados trabajando sobre la percepción, la plasticidad neuronal y los mecanismos cognitivos, en otras palabras, para que mis logros sean más proactivos para mis estudiantes. Naturalmente que estas funciones son emergentes, es decir surgen de la interacción molecular de las neuronas y los circuitos.
Quienes trabajamos en autismo, debemos tener en cuenta los aportes de la Neurociencia por tres motivos:
1ºPara entender el proceso del Aprendizaje.
2ºPara que comprenda los Problemas del Aprendizaje.
3ºEncontrar estrategias para ayudar a resolver los Problemas del Aprendizaje.
Compartiré con ustedes una anécdota personal. La experiencia me demostró que si antes de comenzar las terapias hacíamos ejercicios digitomanuales,  el estudiante respondía mejor, notando que su atención, resolución y hasta su memoria de trabajo mejoraban. Antes estos buenos resultados, los seguí haciendo durante años con ellos. Cuando comencé a investigar sobre la Neurociencia, y su repercusión en el aprendizaje, descubrí el porqué de los beneficios de aquellos ejercicios. Eran que adquirían nuevas representaciones neuronales de información y que se establecían relaciones funcionales entre ellas y las ya existentes en su cerebro. Lo que hacía intuitivamente me lo fundamento la Neurociencia, porque cuando aprendemos se forman nuevas conexiones cerebrales (sinapsis), activando los dos hemisferios, lo cual favorece la organización de las referencias a su yo corporal.
Los ejercicios que detallaré, siempre se deben realizar, basándose en el modelaje directo sentados uno al lado del otro. Lo que si les aconsejo practicarlos ante de presentárselos, para no sufrir bochorno al equivocarse ante su estudiante.
Aquí les detallo cada ejercicio donde participan ambas manos. Cada ejercicio debe realizarse por lo menos cinco veces, logrando la independencia de los movimientos de una mano y otra, bajo la orden:Cambio!!!!!
Una vez dominado el ejercicio, se le agrega música para seguir el ritmo.
Serie de ejercicios base, que podrán ser ampliados según el nivel del estudiante y la capacidad creativa del adulto a cargo.
1-Manos sobre la mesa, dando un golpecito rítmico cerrar (puños) ambas manos y luego abrirlas con palmas hacia abajo, vuelvo a cerrarlas y luego abrirlas varias veces.(5 por lo menos)
2-Manos sobre la mesa, mano izquierda abierta con palma hacia abajo y la mano derecha  cerrada (puño).Luego cambio mano izquierda cerrada y mano derecha abierta, y así sucesivamente.
3-Manos sobre la mesa apoyándolas en sus bordes laterales y luego con los puños cerrados apoyados en el borde lateral, varias veces (5 por lo menos).
4-En la misma posición que 3, pero alternando los movimientos, mano derecha con el puño y la izquierda con el borde lateral y luego cambia el movimiento, la derecha apoya el borde y la izquierda con el puño, y así sucesivamente.
5-Manos apoyadas sobre la mesa con los dedos juntos, y con un golpecito rítmico cambia la posición separando los dedos, y así sucesivamente varias veces.
6-En la misma posición que 5 pero con la mano izquierda con dedos juntos y la derecha con dedos separados. Ante la orden ¡Cambio!!!!la izquierda los separa y la derecha los junta, así varia veces.
7-Manos sobre la mesa saltan primero ambos pulgares, después los índices, luego los mayores, los anulares y por último los meñiques. Cuidado que el resto de los dedos no pueden moverse, debemos combatir las sincinesias.
8-En la misma posición que 7, pero saltan dedos que no sean homólogos de ambas manos Ejemplo: pulgar derecho y anular izquierdo.
9-Manos sobre la mesa como en el ejercicio 7 pero deben dibujar con los dedos círculos en el aire.
10-En la misma posición que en 9, pero dibujan círculos en el aire dedos no homólogos de cada mano. Recuerden que los dedos que no trabajan deben permanecer inmóviles.
11-Apoyar en el borde de la mesa los índices y los mayores de ambas manos, luego se apoyan los índices solamente, vuelven a apoyarse los índices y los mayores y así sucesivamente en forma rítmica.
12-En la misma posición que 11, pero alternando los movimientos, se apoya el  índice derecho y el mayor e índice izquierdo, luego el mayor e índice derecho y el índice izquierdo, y así  sucesivamente en forma rítmica sucesivamente, por lo menos 5 veces en forma rítmica.
13-Con la misma posición que en 11se apoyan los anulares y los mayores de ambas manos, luego cambia y se apoyan solamente los mayores, después  los anulares y los mayores y así sucesivamente  varia veces.
14-Con la misma posición que 11, pero apoyando los anulares y los mayores de la izquierda  y el mayor de la derecha, luego el mayor de la izquierda y el mayor y el anular de la derecha y así sucesivamente.
15-Enfrentabdo las yemas del dedo pulgar derecho con la yema del dedo índice izquierdo, con un movimiento ascendente enfrento el índice derecho con el pulgar izquierdo, siguiendo el movimiento ascendente enfrento el pulgar derecho con el índice izquierdo y así sucesivamente (como la clásica subida de la araña de la canción infantil).
16-Igual que el movimiento del ejercicio anterior, pero en forma descendente.
17-Con el mismo movimiento que el ejercicio 15, pero enfrentando las yemas del pulgar derecho con la yema del meñique  izquierdo, con movimiento ascendente enfrentar pulgar izquierdo con el meñique derecho y así sucesivamente.
18-Idem que el ejercicio anterior, pero en forma descendente.
19-Manos sobre la mesa, luego me toco la oreja izquierda con la mano derecha y la nariz con la mano izquierda, vuelvo las manos sobre la mesa y cambio toco  la oreja derecha con la mano izquierda y la nariz con la mano derecha y así sucesivamente, por lo menos 5 veces.
20-Apoyo ambas manos sobre la mesa, bien relajadas, sin moverlas contando hasta diez.
Una vez dominados estos ejercicios, le agrego música para que haya más estimulación neuronal, y sea más divertido.
A continuación les dejo un video, como ayuda visual. Ante cualquier duda, no dejen de hacérmela saber, así se las aclaro.
                  ¡No dejen de ponerlos en práctica, son proactivos

video
                                                Y divertidos!!!!!!!